algo sobre mí

chicos2

Mi gran pasión siempre ha sido la literatura. Desde pequeña le pedía a mi madre que me regalara libros. Asustada, porque su hija prefería estar leyendo que jugando a las muñecas, solía responderme regalándome una Barbie. Todos sus intentos y esfuerzos por desviarme hacia el rumbo “normal” fueron en vano. Los mejores recuerdos de mi niñez son leyendo libros de Julio Verne, los “Papelucho” de Marcela Paz y algunos fantásticos libros de gnomos que he logrado encontrar nuevamente escarbando en las rancias librerías usadas de Chile. Cuando entré al colegio, mis recreos fueron, hasta bastante grande, en completa soledad. Sumergida en la biblioteca devorando un libro tras otro y maravillándome con la literatura infantil inglesa y norteamericana. Haciéndome amiga de las bibliotecarias, tomando al pie de la letra sus consejos respecto a qué libros podía leer y conociendo cada rincón de ese edificio que albergaría algunas de mis experiencias escolares más hermosas.

Hoy sigo siendo una amante de los libros. Si bien siempre soñé con dedicarme a leer y escribir, Dios se encargó de agrandar mis planes. Tengo 4 hijos y un quinto en camino. Gracias a mis pequeños he logrado reencontrarme con la literatura infantil y con mi propia infancia. Me han abierto la memoria a la riqueza literaria que hay detrás de los buenos libros de niños. Junto a mis hijos he conocido el deleite de contar cuentos, de leer un libro en voz alta mientras mis hijos se aglomeran a mi lado mirando el libro y recreando las historias contadas.

Así, este blog va para mí, pero antes y más importante que eso, va para ellos; para los hermosos chicos de mi vida. Es mi forma de dejarles el recuerdo de esta mágica aventura que compartimos. No todo en la maternidad es dulce, pero sí puedo decir con certeza que cada momento, incluso los malos, tiene un valor sin igual.

Para terminar, algunas citas de los famosos que tantas veces sirven de inspiración:

“A children’s story that can only be enjoyed by children si not a good children’s story in the slightest.” – C.S. Lewis

“Un cuento infantil que sólo puede ser disfrutado por un niño no es un buen cuento infantil.” – C.S. Lewis

“Fairy tales do no tell children the dragons exist. Children already know that dragons exist. Fairy tales tell children the dragons can be killed.” – G.K. Chesterton

“Los cuentos de hadas no le dicen a los niños que los dragones existen. Los niños ya saben que los dragones existen. Los cuentos de hadas le dicen a los niños que los dragones se pueden matar.” – G.K. Chesterton

“Some day you will be old enough to start reading fairy tales again.” – C.S. Lewis

“Algún día serás lo suficientemente viejo para comenzar nuevamente a leer cuentos de hadas.” – C.S. Lewis

“Because children have abounding vitality, because they are in spirit fierce and free, therefore they want things repeated and unchanged. They always say, “Do it again”; and the grown-up person does it again until he is nearly dead. For grown-up people are not strong enough to exult in monotony. But perhaps God is strong enough to exult in monotony. It is possible that God says every morning, “Do it again” to the sun; and every evening, “Do it again” to the moon. It may not be automatic necessity that makes all daisies alike; it may be that God makes every daisy separately, but has never got tired of making them. It may be that He has the eternal appetite of infancy; for we have sinned and grown old, and our Father is younger than we.” – G.K. Chesterton

“Porque los niños tienen una vitalidad abundante, porque son en espíritu feroces y libres, por lo que quieren que las cosas sean repetitivas e inmutables. Siempre dicen, “Hazlo de Nuevo”; y el adulto lo repite hasta el cansancio. Porque los adultos no son lo suficientemente fuertes para exultar en la monotonía. Pero quizás Dios es lo suficientemente fuerte para exultar en la monotonía. Es posible que Dios diga todas las mañanas, “Hazlo de nuevo” al sol; y todas las tardes, “Hazlo de nuevo” a la luna. Puede que no sea una necesidad automática la que hace que todas las margaritas se parezcan; puede ser que Dios haga cada margarita por separado, pero que nunca se canse de hacerlas. Puede ser que Él tenga el eterno apetito de la infancia; porque nosotros hemos pecado y envejecido, y nuestro Padre es más joven que nosotros.” – G.K. Chesterton

Advertisements

3 Comments (+add yours?)

  1. fabiana garcia
    Jul 14, 2016 @ 20:27:02

    Matilda , he leído algunos de tus post sobre Benito y me gustaría contactarte por email. Soy mamá de Tomás de 4 años y quisiera compartirte mi experiencia. Saludos, Fabiana

    Reply

  2. fabiana garcia
    Jul 19, 2016 @ 19:04:59

    Matilda, esta mañana te mande un mail. saludos

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: