el lorax

lorax-character-mr-3

Hay algo mágico en una historia bien contada. Con la fuerza de las palabras un buen autor nos saca de este mundo y nos lleva directo al laberinto de su mente. Aún con los ojos abiertos dejamos de lado la realidad y vemos lo que nos va contando el libro.

Hace algún tiempo que con mi marido estamos tratando que los niños sientan amor y respeto por la naturaleza. En su inocencia creían que “jugar” con los árboles implicaba zamarrearlos, doblarlos y sacarles las hojas. En vano intentamos revertir la situación.

Pues bien, finalmente apareció el Lorax en nuestra casa. Los más pequeños no lo entienden a cabalidad, pero ven que su hermano mayor ahora abraza, besa y cuida a los árboles. Se preocupa de darles agua y que reciban sol. Incluso, los arropa (es que esto de que el invierno esté tan helado preocupa a Benito).

Y, ¿quién es el Lorax? La verdad es que ni su creador, Dr. Seuss, es capaz de describirlo bien. Digamos que es la voz de la naturaleza que lucha por preservar el equilibrio y la armonía de la creación. Es una especie de consciencia natural que nos ayuda a apreciar el maravilloso mundo que Dios nos ha dado e intenta, una y otra vez, enseñarnos a cuidar de la Tierra.

Cuando el Lorax pierde la batalla contra la avaricia humana, se eleva y se pierde entre las nubes. Así también desaparecen los árboles, los animales y los cielos azules. Sólo quedan las aguas contaminadas, el aire lleno de smog y la tierra muerta. Pero, sabio consejo, lo único que deja el Lorax es una piedra que tiene escrita la palabra “A menos que” (unless).. es que “a menos que alguien como tu se preocupe de verdad, nada va a mejorar. No lo hará” (“Unless someone like you cares a whole awful lot, nothing is going to get better. It’s not.” – Dr. Seuss, The Lorax). En esas palabras está la semilla de la esperanza. Aquello que emociona a Benito y que lo motiva a cuidar su entorno, a mirar con otros ojos a la naturaleza, a disfrutar y valorar el plantar un árbol con su padre.

Gracias mi querido Lorax. Has sido la puerta para que mis hijos aprendan a valorar este maravilloso mundo que Dios nos ha regalado. A veces yo misma te doy la espalda y hago caso omiso de cuánto daño uno puede hacer. En estos días he leído tu historia una y otra vez. Comienzo a conocer tus palabras de memoria. Sin embargo, siempre logras emocionarme al punto de las lágrimas. Hoy espero que mis hijos junto a ti logren ser mi incentivo para que yo también cuide más de esta hermosa y perfecta creación.

unless

Advertisements

2 Comments (+add yours?)

  1. Pai
    May 28, 2014 @ 02:54:50

    Quirero leerlo yaaa
    He oído mucho sobre él (más bien sobre la película en realidad), pero lograste que necesitara leerlo.

    Reply

    • Matilda
      May 28, 2014 @ 17:23:33

      Juntémonos a verla!! Soy fanática de chica de Dr. Seuss así que tengo la película vieja (como media hora) y la nueva. La nueva no es mala, pero como suele pasar en estos casos, qyeda chica al lado del libro. También te presto el libro si quieres :))) (o sea, si Takashi me lo permite:)

      Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: